Depredadores del Chimpancé

El chimpancé no tiene demasiados depredadores de los que preocuparse en la naturaleza. Sin embargo, sí tienen importantes problemas con los que tienen. Debido al hecho de que pasan mucho tiempo en los árboles, significa que están protegidos de los cazadores comunes que se encuentran en la tierra.

Los leopardos son una gran amenaza. Son cazadores muy pacientes y extremadamente rápidos. Son capaces de moverse en tierra y en los árboles donde los chimpancés viven. A menudo pueden tomar adultos de tamaño mediano o a los más pequeños sin ningún problema. El nivel de mortalidad debido a los leopardos depende de la región.
También hay serpientes muy grandes que viven en los árboles y encuentran en el chimpancé una buena comida. Los estrangulan cuando están dormidos.  Algunas de estas serpientes pesan cientos de kilos lo que no hay forma en que el chimpancé puede escapar de ellas.

joven chimpance en arbolOtros simios también pueden ser un problema para los chimpancés. El babuino se encuentra a menudo en muchas de las mismas áreas que el chimpancé y se comen a sus jóvenes.

A veces hay canibalismo en el grupo. Este aumentará cuando las fuentes de alimentos son escasas y el rango para la caza se hace más pequeño. Los machos se pelearán con las madres de los jóvenes con fiereza para matarlos por comida. Es extremadamente raro que una hembra esté involucrada en tales rituales caníbales.
La mayor amenaza para el chimpancé proviene de los seres humanos. Son depredadores que pueden acabar con zonas completas de ellos para apropiarse del área en la que viven.

Los seres humanos que están en las mismas áreas que estos animales a menudo los exponen a virus peligrosos que matan a un gran número de ellos. Algo de lo que un ser humano se puede recuperar fácilmente puede matar a estos animales y como se mueven alrededor en busca de alimentos pueden exponer a otros grupos.
La brutal masacre de los chimpancés como un deporte en algunas partes de África continúa a pesar de que es ilegal. Hay  expediciones guiadas a zonas de África en busca de chimpancés.

Muchos de los habitantes en torno a África también los matan para obtener alimentos. Esto se conoce como carne de animales silvestres y a menudo deja a muchos jóvenes huérfanos. Si otro chimpancé no se preocupa por ellos mueren. También se mata a las madres para que los jóvenes puedan ser vendidos como mascotas exóticas.