Los chimpancés en cautiverio

Los chimpancés pueden ser muy difíciles de mantener en cautividad. Necesitan tener un ambiente adecuado para prosperar. Si no están satisfechos no comerán y morirán. Un gran esfuerzo tiene que estar en función de asegurar la satisfacción de sus necesidades básicas.

En el zoológico necesitan de mucho espacio para moverse. Este es un gran problema para muchos zoológicos que desea agregar a los chimpancés. Cuanto más aprendemos acerca de su entorno natural y de sus comportamientos en la naturaleza, más fácil será construir el ambiente adecuado.

Los chimpancés que están en cautiverio parecen adaptarse muy bien, de hecho, se observó que pueden llegar a vivir al menos una década más en cautiverio que en la naturaleza debido a la atención que reciben y siempre tienen comida suficiente para vivir. Son menos propensos a sufrir de enfermedades a las que están expuestos en estado salvaje. Cuando los signos de estos problemas surgen, en cautiverio tienen una personal médico para ayudarlos. Hay que tener cuidado con los chimpancés en cautiverio pues son aproximadamente cuatro veces más fuerte que el hombre adulto promedio.

Los cautiverios deben estar muy bien diseñados con sólidas estructuras, incluso con la tecnología actual  estos animales no pueden ser subestimados.

chimpance viejoTienen un cerebro que ansía información y crece, similar a un niño que comienza la escuela a una edad temprana y continúa aprendiendo a través de los diferentes grados. Pueden ser muy inteligentes  y manipuladores. Aquellos que cuidan de ellos tienen que mantener una estrecha vigilancia todo el tiempo. Un simple error puede ser un problema grave y tener resultados adversos.

Podemos aprender mucho sobre los chimpancés en cautiverio, esta es una buena manera de observar sus métodos de comunicación e interacciones cotidianas.

A pesar de que es ilegal hacerlo, muchas personas siguen teniendo chimpancés en cautiverio como mascotas. Les encanta la idea de tener un animal poco común en su residencia, esto puede ser muy peligroso debido a que estos animales pueden ser muy agresivos. Muchos de estos chimpancés tenidos ilegalmente como mascota son lesionados y han perdido las habilidades sociales, lo que les impide su aceptación en zoológicos.